El Coach profesional  Thomas Leonard comenzó ICF en 1995 como una organización sin fines de lucro para los compañeros Coaches con el fín de apoyarse mutuamente y crecer la profesión. Tres años más tarde, impulsado por 70 voluntarios dedicados y con creciente interés,  ICF comenzó su iniciativa  de elevar el perfil de entrenamiento del profesional Coach.

ICF creó competencias básicas que debería tener un Coach  y construyó un Código de Ética, estableciendo el estándar en el campo de entrenamiento del Coach.

A lo largo de estos años se ha desarrollado un proceso de Revisión de la Conducta Ética y se creó la Junta de Revisión Independiente (IRB), lo que permite en la actualidad  a los consumidores del servició que prestan los Coaches  presentar denuncias por incumplimiento de los aspectos éticos del Coach.

ICF también define las normas del plan de estudios (acreditación), para garantizar la coherencia en la formación del Coach, y desarrolló un sistema de Acreditación ICF que requiere la renovación cada tres años.

Actualmente, la membresía está creciendo en todo el mundo en un promedio de más de 500 miembros por mes, superando los 20.000. ICF sigue centrándose en las normas profesionales a la par del  posicionamiento de la organización de manera más estratégica. El objetivo de la CIF es mantener creciente número de miembros y mantener una dirección sólida, teniendo  presencia y siendo la voz profesional para el Coach.

Con base en Lexington, Kentucky, ICF también opera Centros de Servicio Regional de Asia y el Pacífico, Europa, América Latina y América del Norte, con lo mejor a nivel mundial de la profesión del Coach.

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram